Los 3 pensamientos que cavan tu pozo

Estrés. Redúcelo con Mindfulness (y técnicas cognitivas para gestionar los pensamientos). Hoy vemos los 3 pensamientos que cavan tu malestar. 

1) AUTOCRÍTICA

estres-pensamientos-mindfulness-lucas

Estrés mental. Muchas veces cuando comentemos un error, o algo no va como esperamos, se dispara dentro de nosotros una voz autocrítica. La autocrítica constructiva no es algo negativo o dañino, es necesaria para mejorar. Pero en este caso me refiero a una autocrítica destructiva, voz agresiva, que usa palabras hirientes hacia ti y que no se trata de una crítica constructiva ni cálida. En otras palabras es "un automachaque": sobre ti, sobre lo que deberías de haber hecho, "eres un idiota". Una voz que se vuelve sobre ti y te agrede, incrementando tu malestar y no ayudándote a solucionar la situación. La voz autocrítica también puede mantener tu malestar en el tiempo si sigue activada, durante mucho tiempo, después del suceso aumentando la ansiedad por ejemplo ante nuevas situaciones.

Voz autocrítica 

  • Se dispara ante un fracaso o una dificultad
  • En algunas personas esto les lleva a un estado de vergüenza y culpa crónico en el tiempo
  • El primer paso para gestionarla es darte cuenta de cuándo se ha disparado tu voz autocrítica
  • La próxima vez que te estés "sintiendo mal sin ningún motivo aparente" observa cómo te estás hablando, puede que encuentres a la voz autocrítica ahí.

2) AISLAMIENTO

estres-pensamientos-mindfulness-lucas

Cuando experimentamos malestar o dolor, a veces creamos un aislamiento de los demás. Podemos sentir "vergüenza por sentirnos mal", y esto no nos deja mostrar este malestar a aquellos que podrían darnos apoyo. Nos aislamos socialmente, un búnker. Otra forma es el aislamiento interno, es decir, intentar suprimir lo que estoy sintiendo. Me aíslo de lo que siento. Y esta forma tampoco nos permite gestionar lo que ocurre. 

Aislamiento

  • Externo: me aíslo de los demás cuando siento ciertas emociones
  • Interno: suprimo o no me permito experimentar emociones dolorosas (tristeza, miedo...)
  • El aislamiento es algo diferente de la soledad escogida, nos aislamos porque nos avergüenza o no nos permitimos sentir algo. La soledad buscada sin embargo parte de identificar una necesidad propia, no de evitar una experiencia. 
  • Otras formas de aislarme de lo que siento son: comer o beber en exceso, consumir sustancias o medicación, comprar o trabajar compulsivamente.

3) RUMIACIÓN: Pasado / Futuro

Preocupaciones. Anticipación. Rumiación adelante y hacia atrás. Estos procesos que se dan en piloto automático pueden tomarnos horas, "dandole vueltas", minutos o en algunas ocasiones días. Esto puede desencadenar un problema de estrés. 

Rumiación hacia

  • Delante: más relacionada con procesos de estrés y ansiedad
  • Atrás: más relacionada con procesos depresivos
  • Los diagnósticos no te dicen cómo gestionar lo que te ocurre, simplemente te da una "bonita" etiqueta

CONCLUSIÓN

Estos patrones de pensamiento son completamente humanos y normales. Todos pasamos por ellos, todos los experimentamos en algunos momentos con más intensidad  o con menos. En mi experiencia, he pasado por episodios depresivos y también de gran ansiedad, el poder reconocerlos es el primer paso para no verte enredada tanto tiempo en ellos.

Comienza por observar cuando se están dando y simplemente etiquétalos: Rumiación, autocrítica, aislamiento... y de esta forma evitarás pasarte horas y horas de tu vida metida en procesos que poco tienen que ver con tu bienestar. 

Lucas Burgueño

Psicólogo especialista en reducción de estrés con Mindfulness & Técnicas Cognitivas. Profesor en Masters Universitarios de Mindfulness Aplicado en Psicología (Universidad Internacional de Valencia y UDIMA en Madrid). Investigué en la Universidad de Valladolid sobre el impacto de Mindfulness en estrés y ansiedad. En Valladolid coordino La Clínica de Ansiedad y Estrés (CAE). Formo en el Sistema Cero Estrés en diferentes ciudades y organizaciones.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: