Estrés Guía con 3 pasos para descubrir si tengo un problema

Estrés o ansiedad: Muchas personas  acuden a una formación de reducción de estrés con la idea de que les ayudará a dejar de sentir estrés o ansiedad el resto de sus vidas. Y en parte están en lo cierto, y en parte se equivocan.

Cuando enseño a un cliente a manejar la ansiedad, lo primero que hago es ajustar sus expectativas. Y la primera expectativa que hemos de ajustar es esta: La ansiedad no va a desaparecer de tu vida. ¿Y por qué no va a desaparecer?

Porque la ansiedad es útil (esto es lo primero que le digo a cualquiera de los alumnos  que acuden al Sistema Cero Estrés DTD).
Vas a entender esto muy rápido al ver la definición de ansiedad:

Podemos definir la ansiedad como una experiencia de 2 texturas:
- Textura Cognitiva- La anticipación de un daño o desgracia futuros
- Textura Física- Acompañada de un sentimiento de malestar desagradable o síntomas corporales de tensión
Y se trata de una señal de alerta que advierte sobre un peligro cercano y permite a la persona adoptar medidas necesarias para enfrentar la amenaza. 

Lucas Burgueño
Diseñador del Sistema Cero Estrés DTD

​Vamos a ver 3 pruebas de algodón para saber si tienes un problema con tu respuesta de ansiedad.

Prueba 1) ¿Cumple una misión?

La clave 1

Como ves la ansiedad tiene 2 importantes misiones que cumplir:

- Ser una señal de Alerta ante un posible peligro.
- Prepararte para enfrentar la amenza.

Este sistema de supervivencia fue diseñado hace millones de años para asegurar tu vida. Y de no ser por él no seguiríamos aquí... por ello es deseable sentir ansiedad ante determinadas situaciones estresantes. Por ejemplo: tener que correr porque vemos que perdemos el autobús, o tomar cartas en un asunto urgente... El sistema simpático, es el sistema encargado de activarte. Este sistema hace que en situaciones de estrés aumente tu ritmo cardiaco, aumente tu ritmo de respiración, y lleva así más glucosa y oxígeno a los músculos. Con ello se da el aumento del tono muscular, y se moviliza el metabolismo celular para aportar más glucosa a la sangre... Esta respuesta de estrés es lo que llamamos una repuesta de "Fight or Fly" (lucha o vuela), y es la misma respuesta que cuando hace miles de años, un tigre se acercaba y o bien luchabas con él o bien salías corriendo.

En ambos casos, íbamos a necesitar toda nuestra energía en los músculos... y como has visto, el sistema simpático se encarga de "enchufarlos". Mientras, otras partes, en ese momento, no son tan importantes: El sistema simpático "desenchufa" por tanto las funciones que no son estrictamente necesarias: reproducción, la digestión o la reproducción celular-crecimiento. Estas "pueden esperar". La ansiedad por tanto tiene un papel que desempeñar en nuestras vidas. Es necesaria. En otras palabras, cierta ansiedad en tu día a día es beneficiosa, y te ayuda a desempeñarte con éxito.Pero... ¿cómo diferenciar cuando tenemos un problema real de ansiedad y lo que son los momentos de ansiedad narrados hasta ahora? Los problemas de ansiedad vienen cuando la respuesta de estrés se mantiene en el tiempo y no "desconectamos" (o no sabemos desconectar). O bien cuando estamos constantemente reaccionando ante eventos cotidianos como amenazas. 

Prueba 1) ¿Cumple una misión? SI/NO

  • Es normal y deseable sentir cierta ansiedad en nuestro día a día
  • Observa si estás reaccionando ante eventos cotidianos como amenazas
  • También es posible que dispares tu ansiedad al estar a solas simplemente imaginando situaciones que para ti resultan amenazantes
  •  Pregúntate ¿Cumple una misión? ¿Es proporcional a la situación o es desmedida? 
    Si no es así aquí tienes la primera prueba para identificar o descartar un problema.

Prueba 2) La prueba de algodón: Síntomas

Estos son los síntomas que nos pueden alertar sobre un posible problema con la ansiedad.

Síntomas Físicos
1. Sudoración y/o sequedad en la boca
2. Mareo o inestabilidad
3. Temblor, tensión muscular, cefaleas
4. Parestesia: entumecimientos/hormigueos
5. Taquicardias, palpitaciones o dolor precordial (bajo el pezón izquierdo, que a veces se puede interpretar como un "¡ataque al corazón!").
6. Disnea: falta de aire que produce malestar.
7. Náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento, aerofagia o meteorismo.
8. Micción frecuente, o problemas sexuales.

También puedes experimentar síntomas a nivel psicológico:
1. Preocupación excesiva, aprensión
2. Sensación subjetiva de agobio
3. Miedo a perder el control
4. Miedo a volverse loco
5. Sensación de muerte inminente
6. Dificultad de concentración
7. Quejas de pérdida de memoria
8. Obsesiones

Prueba 2) Síntomas clave  SI/NO

  • Puede que tú o la persona que sufre ansiedad lleve tanto tiempo experimentando estos síntomas que ya los haya normalizado
  • Pero has de saber que pueden ser indicadores clave de un estado de estrés/ansiedad crónico y que los efectos sobre tu salud y estilo de vida pueden incrementarse
  • Si sufres uno o más de estos síntomas es posible que puedas tener problema relacionado con la ansiedad o el estrés

Prueba 3) ¿Descartas y sigue? SI/NO

Estos síntomas efectivamente podrían estar hablándonos de un problema de ansiedad o de un problema de otro tipo. No hemos de precipitarnos, es importante descartar otras posibilidades. Los pasos a seguir si has detectado uno o varios de estos Síntomas serían:

1º. ¿Hay enfermedad?
Descartar un problema médico: El primer paso ha de ser descartar que haya una enfermedad médica que esté provocando desajustes directos en la fisiología, y como consecuencia los Síntomas descritos. Sin duda un médico es el profesional adecuado para llevar a cabo este juicio.

2º. ¿Hay problema de sustancias?
Descartar un problema con uso de sustancias: Algunos síntomas del uso de ciertas sustancias (medicamentos o drogas) cuando se dejan de tomar o durante su uso, pueden producir algunos de los Síntomas descritos arriba. En este caso, tanto un médico, como psiquiatra o psicólogo pueden llevar a cabo esta valoración. Pero lo ideal sería un abordaje multidisciplinar.

Si ambos pasos anteriores se han salvado, sin dar positivo en ninguno de los dos, es decir hemos contestado "NO" a la preguntas planteadas: es altamente probable que el problema efectivamente sea un problema psicológico. En cuyo caso...

Consultar a un profesional de la psicología para poder llevar a cabo una evaluación precisa. Es importante recordar que ante los problemas de ansiedad la terapia psicológica es el tratamiento de primera elección. No la medicación (aunque de esto muchos profesionales de la salud se olviden...). Y ya que lo mencionamos, aprovechamos para recordar que
la medicación no añade efectividad a la intervención psicológica en problemas de ansiedad.

Prueba 3) Descartas SI/NO

CONCLUSIÓN OBSERVA Y COMPARTE

Puede que hayas descubierto estas 3 pruebas y creas que es posible que tengas algún problema de estrés o ansiedad, pero no te precipites, la problemática de ansiedad es más común de lo que creemos aunque se encuentra sobre-medicalizada en la mayoría de los casos. Si crees que algún ser querido puede ayudarle este artículo puedes compartirlo. Sea como sea quizás es interesante que en los próximos 3 días te observes para ver si realmente las 3 pruebas dan positivo en el tiempo, o simplemente has tenido un día más ajetreado.

Lucas Burgueño

Psicólogo especialista en reducción de estrés con Mindfulness & Técnicas Cognitivas. Profesor en Masters Universitarios de Mindfulness Aplicado en Psicología (Universidad Internacional de Valencia y UDIMA en Madrid). Investigué en la Universidad de Valladolid sobre el impacto de Mindfulness en estrés y ansiedad. En Valladolid coordino La Clínica de Ansiedad y Estrés (CAE). Formo en el Sistema Cero Estrés en diferentes ciudades y organizaciones.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: